Cómo incluir verduras en la alimentación del niño

zanahoria y calabacin

Llegada cierta época nuestro bebé, ya habrá adquirido la facilidad para digerir todos los alimentos que venimos ofreciéndole desde que agregamos los sólidos.

Pero muchas veces las verduras no son de los más preferidas por los niños, y en un mundo donde la comida chatarra es plato que se sirve a la mesa cotidianamente, acá te dejo un par de recetas con trucos para incluirles una sana alimentación utilizando verduras, para que los niños las acepten.

Croquetas de calabaza y choclo ( con estas cantidades puedes preparar 12 croquetas).

Vas a necesitar: 2 tazas de puré de calabazas, 1 lata de choclo en grano, o 2 choclos hervidos y fríos, listos para picar, 100 gramos de queso rallado, 2 huevos,  pan rallado, harina y aceite para freír cantidad necesarias.

Mezclamos el puré de calabazas con el choclo y el queso rallado y lo llevamos por la noche a la nevera, al otro día, esta pasta estará bastante consistente y podremos hacer unos bollitos que luego pasaremos por el huevo batido y empanamos con el pan rallado, para luego freír en abundante aceite caliente. Colocamos en papel absorbente ara quitar restos del aceite, y listo a disfrutarlas.

Pizzetas de Vegetales (para doce pizzetas).

Para prepararla necesitaremos 12 pizzetas,  1 taza de espinacas, 1 cebolla, 1 calabacín, 1 taza de tomates cherry, 1 taza de champignones, queso fresco o mozzarella cantidad necesaria.

Para la variedad de espinacas y calabacín, debemos rehogar en una sartén las espinacas con la cebolla y los calabacín y salpimentar a gustos. La otra cubierta la preparamos con los tomates cherrys y los hongos fileteados, saltados en la sartén y salpimentados.

Luego disponemos de las pizzetas en bandeja para el horno, y colocamos el queso fresco o la mozzarella, sobre las mismas y colocamos las dos cubiertas sugeridas más arriba, para que los niños aprendan una nueva manera saludable de comer lo que les gusta, agregándole vegetales.

Foto: Gracias a crastino