Consejos para ir de vacaciones con tu bebé

Consejos para viajar con bebés

Sabemos que viajar con bebés puede ser un poco difícil y si las cosas se salen de control, tu tiempo libre y tus vacaciones pueden hasta llegar a convertirse en una pesadilla y unas buenas candidatas para ser olvidadas lo más pronto posible. Lo más difícil puede ser viajar con bebés que sufran frecuentemente de cólicos o que se sientan incómodos con facilidad.

El movimiento del coche, un tren, un autobús o un avión, puede ser muy calmante para los bebés, así que viajar con un bebé propenso a los cólicos o que se incomoda fácilmente no es mucho más difícil que viajar con otra clase de bebé.

Consejos para hacer que tu viaje transcurra con más facilidad

  • Escoge destinos que sean acogedores para toda la familia. Hoteles y restaurantes que dan la bienvenida y están preparados para atender familias enteras podrán ser mucho más cómodas y aceptarán más estar con un bebé que tiende a llorar que aquellos lugares que están preparados sólo para atender personas adultas.
  • Lleva una buena cantidad de comida saludable para ti misma, cuando te sientes bien nutrida y bien alimentada, podrás cuidar mucho mejor de tu bebé. Si le estás dando pecho, intenta comer alimentos de los que comas usualmente en casa, así el estómago de tu bebé no se verá afectado por elementos nuevos que lo puedan llevar a sentirse mal.
  • Si es posible lleva la silla para el coche de tu bebé y su moisés, así como sus productos de aseo como pañales y toallitas húmedas y cambios de su ropa. Tu bebé puede sentirse más cómodo y tranquilo si tiene sus propias cosas a su alrededor.
  • Pón a tu bebé en una mochila portabebés mientras sales de paseo a ver la ciudad o a recorrer los paisajes de tu destino. El movimiento natural en combinación con tu olor y el sonido de tu corazón, pueden ser muy relajantes y lo mantendrán muy tranquilo.
  • Empaca una buena variedad de ropa para que así tu bebé puede estar vestido cómodamente sin importar la clase de clima en el que se esté. También debes recordar siempre vestir a tu bebé de la misma forma de la que tú estás vestida. Si tienes mucho calor o mucho frío, es muy posible que tu bebé esté sintiendo lo mismo.
  • Toma primero un pequeño viaje de práctica para que te familiarices con los retos que te puedes encontrar cuando viajas con la familia y con tu bebé. Una buena idea es ir a la casa de tu madre o de un familiar durante un fin de semana. Esa experiencia te dará una buena idea de todo lo que debes tener en cuenta para salir de viaje y estarás en un lugar que es familiar para ti.
  • Toma paradas para descansar frecuentemente si viajas en coche, conexiones con algún tiempo de diferente si viajas en avión y otros arreglos a la hora de ir en algún medio de transporte. La última cosa que quieres hacer cuando viajas con un bebé, en especial si sufre de cólicos o es muy sensible, es tener que correr para alcanzar una conexión o apurarte demasiado para hacer el check in para un vuelo.
  • Si viajas en un avión, asegúrate de animar a tu bebé de que tome de tu pecho o utilice un chupete durante el arranque y el aterrizaje. La acción de chupar ayuda a equilibrar la presión en los oídos de tu bebé.

Esperamos que nuestros consejos te sirvan de gran ayuda a la hora irte de vacaciones con tu bebé…Que disfrute!