Desarrollo del oído del bebé

Desarrollo auditivo del bebé

El oído de los bebés es más sensible que el de los adultos, así que debes utilizar el sentido común en el momento de exponer a tu bebé a los ruidos altos. Una buena regla a la hora de los sonidos es que si puedes hablar fácilmente sobre ese sonido, posiblemente no lastimará la audición de tu bebé.

Los bebés reaccionan al sonido de una manera diferente. Inicialmente la respuesta de tu bebé dependerá en la mayor parte en su temperamento. Algunos bebés son más sensibles por lo que pueden reaccionar más a los sonidos fuertes que aquellos con personalidades más calmadas. También depende en lo que tu bebé haya escuchado mientras estaba en el útero, porque ha estado escuchando los sonidos de tu mundo desde la semana veinticuatro.

Estimular el oído del bebé para su desarrollo auditivo

Si durante los nueve meses de gestación usualmente escuchó los sonidos de su hermano corriendo y gritando por toda la casa o a su padre practicando la trompeta, esos sonidos se vuelven familiares, así que no lo van a sorprender cuando se los encuentra por fuera del útero, de hecho hasta podría dormir mientras los escucha. Por otro lado, los nuevos sonidos pueden sorprenderlo, causando que llore.

Escuchar ayuda a los niños a aprender del mundo y a comunicarse, así que puedes estimular el sentido de la audición de tu bebé al poner un CD o encender la radio. Los niños aman la música, así que puedes bailar y hacer la mímica de tocar los instrumentos. También puedes hablar a tu bebé y leerle porque nada estimula la inteligencia más que escucharte hablar. No le hables a toda hora, pero si parece interesado dile todo lo que estás haciendo.

También escucha lo que tu bebé está oyendo y coméntalo. Así sea el sonido de un avión o un gato ronroneando, darte cuenta de lo que tu bebé oye te permitirá ayudarte a entender todo lo que lo rodea. Eso también te ayudará a que entrenes tu oído y disfrutes un poco más de las pequeñas cosas de la vida.