Cómo combatir el hipo en los bebés

Combatir el hipo en bebés

El hipo en los bebés, sobre todo cuando son pequeños y solamente se alimentan con leche es muy común, el mismo se produce cuando el bebé, posee algo de aire en la cavidad de abdomen, el cual empuja y oprime el diafragma y el mismo termina contrayéndose

En los lactantes es mucho más molesto, pero no necesita ningún tipo de medicación, solamente que intentemos que el pequeño elimine esa acumulación de aire que se forma en el estómago, cuando se alimenta tanto del seno, o del biberón con la leche de formula.

El hipo no es una enfermedad ni causa ningún tipo de daños en el bebé, pero si resulta muy molesto, sobre todo si se produce mientras se está amamantando.

Algunos consejos para tratar el hipo en bebés

Para combatir los estados de hipo de un pequeño hay muchas recetas de antaño, colocarle una cinta roja en la muñeca o un punto rojo en la frente, darle agua, y podríamos seguir enumerando, ya que algunos son efectivos, pero lo cierto es que solamente basta con cambiarlo de posición, sentándolo y dando pequeños y suaves golpeteo en su espaldita y friccionándolo para que pueda eliminar los gases y se vaya descomprimiendo el diafragma, para aliviar ese malestar.

Si bien no existen maneras de eliminarlo del todo, mucho más aún si el niño parece tranquilo y no se siente molesto, existen algunos remedios caseros que pueden servirte en el caso que se ponga nervioso o irritable, y podrás continuar alimentándolo normalmente.

  • Si tu hijo tiene hipo antes de las tomas, podemos realizarle un suave y delicado masaje alrededor del ombligo para ayudarlo a eliminar los gases que sin querer pueden estar presionando el diafragma y haciéndolo padecer el hipo.
  • Si pasado unos  10 minutos el hipo no desaparece, ofrecerle pequeños sorbitos de agua y esperar, puede llegar a calmarlo, algunos pediatras suelen recomendar suero glucosado, o una cucharadita de agua con azúcar.
  • Si el niño comenzara a padecer hipo mientras lo estás alimentado, lo mejor para favorecer que desaparezca es cambiarlo deposición, y hacerlo expulsar el aire para que se tranquilice, esperamos que desaparezca el hipo, para continuar amamantando.

También debemos revisar las tetinas de los biberones, por ahí sus orificios son demasiado grandes y esto le hace ingerir además del alimento bastante aire, que podría estar produciéndole el molesto hipo a nuestro pequeño bebé.