El bebé de 8 meses y sus habilidades

Habilidades del bebé con 8 meses

A esta edad el bebé aprende a ponerse de pié, a gatear y a dar los primeros pasitos, son los logros más espectaculares de este período, pero no debemos dejar pasar por alto las cosas maravillosas que nuestro bebé aprenderá hacer con sus manitas.

Habilidades y desarrollo del  bebé de 8 meses

Al principio de este período el bebé aún cogerá los objetos de manera torpe, utilizando por lo general toda la mano, pero al finalizar esta etapa, lo hará con precisión utilizando el pulgar y el índice, no demorará en descubrirlo practicando el movimiento de pinzas con trozos del cereal que suele alimentarse y hasta tal vez si usted le enseña intente chasquear los dedos.

Cuando el bebé aprenda a abrir los dedos a su voluntad disfrutará enormemente tirando y lanzando cosas, si usted le proporciona juguetes pequeños en la bandeja de la silla o de comer, o en el corral, los tirará al suelo y después gritará para que alguien se los alcance con el simple y único fin de volverlos a lanzar. Con esto hay que tener cuidado, si lanza objetos duros puede causar algún daño y en la casa aumentara considerablemente el nivel de ruidos. Si se dirige a los objetos más bien blandos, seguramente su vida será un poco más relajada y tranquila, usted debe ayudarlo a elegir, proporcionándole pelotas blandas de distintos tamaños y colores, así como también texturas, para captar su atención.

Un ejercicio maravilloso para demostrar las habilidades de su bebé, es sentarse en el piso junto a él y hacer rodar una pelota en su dirección, al principio solo la chocara contra sí, pero cuando entienda la consigna, usted podrá ver como intenta devolverla haciéndola rodar hacia donde usted se encuentra.

En esta etapa les atraen especialmente los objetos con partes moviles, podrá observar claramente que al mejorar la coordinación, su hijo podrá levantar del suelo aquellos objetos que encuentre a su paso, explorarlos, cambiarlos de una mano a la otra, agitarlos y golpearlos unos con otros. A medida que vaya pasando el tiempo le llamaran la atención, los agujeros, donde no demorará en meter sus dedos, y luego querrá pasar por ellos otros objetos.

Los bloques son los favoritos recomendables en esta etapa, de hecho no hay nada que incite a gatear más a un bebé que una torre de bloques delante de él, para poder derribarla, y cuando este finalizando este período, hasta se sentara horas para armar una torre de bloques para divertirse.