Primeros cuidados del recién nacido

Los cuidados del bebé

Si usted da a luz en una habitación de clínicas de parto no convencional, lo mas probable es que permanezca allí por el momento, pero si da luz en un hospital en la sala de partos la trasladaran a una sala de recuperación dónde estará en observación, por los problemas que pueden surgir posteriormente, como hemorragias internas.

Cuidados del bebé en el hospital

Mientras tanto es posible que se lleven al bebé a la sala de recién nacidos y lo examinen junto con usted, en este primer examen  evalúan  los signos vitales, temperatura, respiración, y ritmo cardíaco, El pediatra o la enfermera evaluara su color, su nivel de actividad, y su respiración.

El contacto con el cuerpo de la madre ayuda mejor que ninguna lámpara a regular no sólo la temperatura del bebé, sino también su respiración y su corazón. Ese contacto es además muy importante para que se empiecen a conocer madre e hijo y favorece el inicio y el mantenimiento de la lactancia materna.

Si no se le administró antes vitamina K, ni gotas oculares, suelen hacerlo en este momento, y en cuanto hayan controlado la temperatura corporal, lo bañarán y controlarán su cordón umbilical para evitar cualquier tipo de infecciones.

El bebé puede estar envuelto en una toalla o mantita y metido en la misma cama de la madre durante el traslado a la habitación y después.

Tal vez después de todo el trabajo extenuante de parto, se quede profundamente dormido, lo que también le permitirá la madre descanse, pero puede suceder que al mirarlo un sinfín de emociones y sensaciones, de ese primer momento de contacto fuera de tu vientre evapore las ganas de descansar, por el contrario mamá debes aprovechar estos instantes para relajarte dormir y recuperar fuerzas, para cuando el se despierte, comienza la verdadera y  bella tarea de de ser madre.