Transición de la cuna a la cama

bebe en cama

No existe un tiempo específico para reemplazar la cuna de tu bebé por una cama de niño, aunque la mayoría de los niños hacen ese cambio en algún lugar entre las edades de uno y medio y tres y medio. Lo mejor es esperar hasta que tu hijo esté cercano a los tres años.

Por supuesto, deberás cambiar a tu pequeño a una cama cuando ya esté muy grande o sea muy activo para dormir en una cuna, además cuando ya sepa ir al baño, necesitará poder salir de la cama para utilizarlo.

Muchos padres deciden hacer este cambio porque su hijo está muy activo y podría escalar o saltar de la cuna y es un problema de seguridad. Pero es mejor no reaccionar exageradamente desde la primera vez que veas a tu hijo intentando salir de la cuna, porque podría no estar listo para ir a una cama. Lo mejor que puedes hacer es poner el colchón lo más abajo posible, para que las barandas queden aún más altas mientras llega la hora de hacer la transición.

Otra razón para esto es que los padres están esperando la llegada de un nuevo bebé. Si esta es tu situación, asegúrate de que tu hijo haga la transición entre seis y ocho semanas antes de la llegada del hermanito. Porque querrás que tu hijo esté bien establecido en su cama antes de que vea un nuevo bebé tomando su cuna.

Dependiendo de la edad de tu niño, puedes considerar hacer el cambio cuando el bebé tenga 3 o 4 meses, porque aún estará durmiendo en su moisés, y así le darás tiempo al mayor de que se acostumbre al nuevo bebé y así hacer más fácil la transición a la cama.

También puedes hacer que tu hijo se emocione sobre la idea de tener una cama de «niño grande» llevándolo a que la escoja, si vas a comprar una nueva, o enfatizando que su dueño anterior es alguien que él conozca. También debes dejar que tu pequeño escoja unas sábanas que tengan sus personajes favoritos y apóyalo para que le muestre su nueva cama a sus amigos y a la familia.

Foto: Gracias a Josephers