Síndrome de los domingos en la noche

síndrome de los domingos por la noche

Cuando es domingo en la noche y has pasado un fin de semana excelente comiendo con la familia, de copas con los amigos y durmiendo todo el cansancio que te queda del trabajo de la semana, en vez de sentirte relajada y satisfecha, te sientes con un estrés y una ansiedad inigualables. Esto es lo llamado el Síndrome de los Domingos en la Noche y muchas mujeres del mundo lo sufren.

Este síndrome de los domingos por la noche es como se denomina a esos sentimientos de tristeza, de desasosiego y de aprensión que puedes sentir cuando se va acercando el final del fin de semana. Pero en vez de sentirte mal porque el fin de semana se acaba, debes aprender como relajarte y seguir consiguiendo ese buen sueño que te mereces para terminar con broche de oro un buen fin de semana de descanso.

Consejos para el síndrome de los domingos en la noche

Uno de los consejos principales es no pasarte en el licor para intentar ahogar ese sentimiento y no te preocupes en exceso por el trabajo que tienes que hacer al día siguiente, las labores de la casa y las personas que te tendrás que encontrar. Muchas de esas preocupaciones pueden evitar que duermas bien y el sueño es esencial para que empieces una semana con el pie derecho.

Un buen truco para conseguir dormir bien y rápidamente, teniendo así más tiempo de sueño profundo, es copiando las sensaciones que el cuerpo tiene cuando se está quedando dormido. Lo que debes hacer primero es relajar la lengua, dejándola descansar sobre tu boca, porque cuando esa parte del cuerpo se está moviendo, el cerebro no puede descansar. Después concéntrate en tu respiración, en cómo se va volviendo más profunda y lenta, siguiendo el ritmo en tu abdomen y en tu pecho y así poco a poco lograrás alcanzar el deseado sueño que te hará sentir de maravilla.

Foto: Alyssa L. Miller