Nutrientes y alimentos para después de los 30

productos probióticos, alimentos y nutrientes

A medida que vamos teniendo más edad, varias cosas en nuestro cuerpo empiezan a faltar y ya no resulta tan fácil mantener la salud con pocas cosas y descuidándonos como los hacíamos durante la adolescencia o durante los primeros años de la adultez. Diariamente después de los treinta años debemos consumir algunos nutrientes extra para mantenernos saludables todo el resto de nuestra vida.

Si eres mujer y estás en la época de la perimenopausia, los probióticos se hacen muy importantes para mantener la salud del estómago. Eso se debe a que es en los intestinos en donde en parte se quiebran los estrógenos, por lo que tener unos buenos niveles de esas bacterias saludables que se llaman probióticos en esta región de nuestro cuerpo, pueden ayudar a disminuir las olas de calor y los sudores nocturnos. Diariamente debes intentar consumir un suplemento de probiíticos que tenga al menos diez mil millones de unidades.

Tanto hombres como mujeres empiezan a tener mayores problemas con el tránsito intestinal a medida que se van haciendo mayores y se vuelven menos regulares. Esto es muy natural pero debes tomar medidas para evitar que suceda. Por ejemplo, puedes tomar avena en las mañanas y antes de acostarte; así como consumir fibra que se encuentra en las semillas de lino, o linaza, de la que puedes poner dos cucharadas en tu cereal o en un yogurt.

Carnes, huevos y lácteos

Las mujeres mayores de cuarenta años empiezan a sufrir de cansancio y al final del día se sienten exhaustas, lo que se debe al trabajo, al tiempo dedicado a la familia y a la falta de sueño por los malestares que empiezan años antes de la menopausia. Unos buenos niveles de vitamina B12 te pueden ayudar a sentirte mejor y la puedes encontrar en la carne, en los huevos y en los lácteos. También puedes tomar suplementos que contengan doscientos microgramos de esa vitamina al día.

Foto: AlishaV