Una noche de pasión puede dejar lesiones musculares

estiramientos

Lesiones musculares tras relaciones sexuales

Una de las lesiones más usuales durante las relaciones sexuales, y a que a todas en algún momento nos llegan a pasar, son aquellas en los músculos, que hacen que al otro día de haber tenido una acalorada sesión con nuestra pareja, sintamos como si hubiéramos hecho veinte sesiones en el gimnasio o escalado la mitad del Monte Everest.

Para esta lesión lo mejor es descansar y realizar estiramientos, además para mejorar el dolor si aún continúa en las veinticuatro o 36 horas siguientes, te recomiendo aplicar calor sobre la parte entre veinte y treinta minutos dos o tres veces al día. Pero si después de unos días sigues con dolor, lo mejor es ir al doctor para descartar cualquier desgarramiento muscular. Para evitar estos inconvenientes te recomiendo hacer yoga o estiramientos varias veces a la semana.

Otra lesión común son las populares raspaduras de alfombra, pero que también se pueden hacer con pisos de madera, sábanas e incluso con los cubrimientos de los asientos de los automóviles. Cuando esto te ocurra te recomiendo limpiar la herida con jabón y agua tibia, después secar y pones una crema con antibióticos. Cubre con un vendaje que no pegue y lo cambias todos los días hasta que se mejore.

Para evitar estos tipos de lesiones te recomiendo utilizar sábanas de algodón de varios hilos que son más suaves en la piel, sin importar lo fuerte y la clase de posiciones que hagas sobre y en ellas. También evitar poner las rodillas y codos en superficies que puedan raspar, debido a que estas zonas son las más sensibles a esta clase de lesiones.

Foto: akalat