Consejos para realizar un peeling casero

peeling casero

Se considera al peeling un tratamiento de belleza mediante el cual se puede renovar la piel del rostro y algunas otras partes del cuerpo, rápida y efectivamente. Por lo general se realizan en Spas, o clínicas estéticas, pero algunos tratamientos en casa, bien podrían darnos un peeling casero.

El peeling requiere de un tratamiento con micropartículas, que se aplican con movimientos circulares, y presiones sobre las zonas engrosadas, de la piel del rostro para provocar una afinación de las mismas, y según los productos utilizados y presiones realizadas se conseguirá un peeling superficial, intermedio o profundo.

Tipos de pelling casero

  • Para conseguir un peeling casero superficial, debemos mezclar, una cucharada de leche de limpieza, y una cucharada de azúcar, para luego aplicarla sobre el rostro, frente, mentón y nariz, maniobrando circular y suavemente mediante una presión suave.
  • Para conseguir uno intermedio, utilizaremos una cucharada de crema de limpieza con media de sílice y aplicar sobre la zona más engrosada, y realizar fricciones suaves con una presión leve y movimientos circulares.
  • Para un peeling profundo, mezlcaremos 3 cucharadas de sal gruesa, con 3 cucharadas de aceite de almendras, y aplicaremos de la misma manera que los anteriores, sobre la zona engrosada, realizando fricciones lineales, y luego masajeando suavemente en forma circular.

Tenga siempre presente que las personas de piel sensible, deben evitar cualquier tipo de pulido de la piel del rostro, y de ser necesario, consultar con el especialista.