Cuidados después de exponerse al sol

cuidados-de-la-piel

Luego de pasar un día al sol, el rostro posee una piel sensible, y debemos imponer una rutina diaria de limpieza e hidratación para que recupere la luminosidad y la belleza natural.

Según especialistas en el tema, las impurezas que cubren los poros durante la primavera y el verano, impiden que la piel respire libremente, afectando su normal funcionamiento. Por eso se vuelve importantísimo utilizar una leche de limpieza adecuada al tipo de piel. Luego de ello el cutis se debe enjuagar aplicando tónicos descongestivos, ya que este producto equilibra la hidratación.

Además de su efecto refrescante y emoliente, protege la piel del cansancio diario. Una vez realizada la limpieza se debe humectar con productos especiales que prevean protección y suavidad, previniendo el envejecimiento cutáneo y favoreciendo la regeneración celular. Los productos  de hidratación se deben aplicar con la yema de los dedos, a través de un masaje llamado «masaje de percusión» que es un masaje de pequeños golpeteos suaves.

En la zona de los párpados el cuidado debe ser extremo; esa zona es la más delicada y donde la epidermis es más fina, toda crema o gel que se coloque alrededor de los ojos debe hacerse con movimientos suaves circulares y con mucha delicadeza.

Foto: problemasfemeninos