Embarazo, alimentación, vitaminas y minerales

embarazo

La alimentación es uno de los pilares más importantes durante el embarazo sobre todo durante el mismo y mientras se está amamantando al bebé.

Recordemos que las futuras madres, necesitan ingerir al menos 1200 mg. de calcio diarios, y los alimentos ricos en este mineral son los denominados pescados azules, entre ellos las sardinas, y todos los lácteos, quesos magros, por salud siempre que sean desnatados que aportan entre 400 y 500 mg de calcio, ricota magra  que nos aporta 270 mg. ; el yogurt  130 mg. y quesos blancos, y leche desnatada que aportan entre 120 y 150 mg. del mismo.

Pero no alcanza solamente con consumirlos, hay factores que nos ayudan a absorber ese calcio que comemos en los alimentos, y es muy favorable que la futura madre practique alguna actividad física, la vitamina D que produce nuestro propio organismo, cuando nos exponemos a la luz del sol; la lactosa, que es el azúcar que posee la leche entre otros.

Lo que si queridas madres es importante que tengas presente aquellos factores que a su vez dificultan la absorción del calcio, como el café, el exceso de fibra, proteínas, grasas y alcohol. También así no resultan muy beneficiosos el exceso de consumo de alimentos que contienen mucho fósforo, el estrés y la vida muy sedentaria.

El consumo de hortalizas de color amarillo, naranja y verduras de hojas verdes que aportan grandes cantidades de vitamina A y C, esto puede cubrirse consumiendo kiwis, y cítricos dos veces al día, además de obtener vitamina D de las leches fortificadas con la misma, del hígado y la yema de huevo.

No olvidemos el ácido fólico, que la madre debe consumirlo unos meses antes de quedarse en embarazo, y es necesario al menos los dos primeros meses del mismo ya que el mismo no se cubre con la alimentación diaria, al igual que el hierro, que de ser necesario siempre debe complementarse con la supervisión del médico obstetra.

Foto: Gracias a halfmortimer