Condones diferentes para combatir la rutina

condones

Al tratar de reinventar los condones tradicionales, sus fabricantes han hecho de todo lo que es posible con ellos. Sabores, geles caliente y formas extrañas prometen noches más divertidas y juguetonas. Pero claro, entre todos ellos es difícil que escojas el mejor, así que te traigo algunas clases de estos protectores y buenos amigos.

Para los inicios rápidos están aquellos que tienen lubricante basado en agua, en su látex que contiene un ingrediente caliente que estimula el clítoris, los labios y la pared vaginal. Así que si te hace falta ese toque extra para calentar el momento más rápidamente, te recomiendo uno de esos.

Para las parejas monógamas están aquellos que están hechos con membranas naturales, también llamados Naturalamb, que tienen un gran olor. Este condón es libre de látex, lo que es una buena noticia para aquellas personas que son alérgicas o muy sensibles a ese material, y se siente como una segunda piel. Este es mejor para parejas comprometidas porque no ofrece protección contra las Enfermedades de Transmisión Sexual.

Para una relación sexual más larga se recomiendan aquellos cuya punta interior está recubierta con un lubricante que se activa con el calor que contiene un ingrediente que reduce la sensibilidad de la piel. Así con un pene un poco entumecido, es menos probable que tu chico alcance el clímax antes que tú.

Para aquellas parejas que quieren una conexión más intima se recomiendan los más delgados, que no son tan delgados como los de membranas naturales, pero que si proveen una protección contra las Enfermedades de Transmisión Sexual. Algunos de ellos incluso aseguran ser hasta veinte por ciento más delgados de los otros, así parece un poco más como si no estuviera nada puesto.

Foto: victoriapeckham