Un vestido hecho sólo de cremalleras

vestido de cremalleras

Parece ser que el vestido es una prenda que inspira enormemente a decenas de diseñadores que se mantienen en búsqueda de nuevas tendencias para reinventarlo. Integran en él distintos estilos que van de lo formal a lo sport, y de la elegancia de cocktail al alivio de los cortes holgados.

No es nada del otro mundo el uso vertical de los cierres cuando unen dos partes de una prenda. Lo innovador de este diseño de Sebastian Errazuriz es que se compone únicamente de una serie de cremalleras acomodados en hileras horizontales.

Sin duda es una tendencia que causa revuelvo y sorpresa en los diseños de vestidos, y que puede compararse con la innovación de las prendas futuristas, por los colores brillantes y los patrones de alguna forma o figura.

Ofrece la ventaja de ser fácilmente fraccionables, es decir, cuando la longitud de la falda no te convenza de todo, puedes integrarle hileras de cierres o desprendérselas. Su flexibilidad reside en poder convertirlo en top, falda, o blusa strapless, sin mayor problema que tirar de la placa con la que se deslizan las cremalleras.

Para las amantes de las prendas que poseen detalles en metal brillante, este vestido puede resultar bastante satisfactorio tan pronto como se elija el par de sandalias de tacón para acompañarlo.

Foto: style frizz