Consejos para tu apariencia en una entrevista de trabajo

apariencia para trabajo

El dúo raje sastre-camisa blanca es la carta fuerte para presentarte a una entrevista de trabajo. El primero proyecta formalidad y seriedad, mientras la camisa representa neutralidad. Esto significa que estás libre de colores pastel que sugieran que eres frágil, o colores chillones que contribuyan a ponderar que eres indiscreta.

Elige el estilo imaginando cómo se vería cualquier otra mujer ocupando el puesto al que estás solicitando. Muchas mujeres se reusan a adoptar una apariencia que no corresponde al estilo que creen que corresponde a su personalidad. Incluso hay mujeres que deciden asistir a entrevistas de trabajo con prendas de jean o estilo deslavado.

Con ello no se garantiza el 100% un fracaso rotundo, pero las probabilidades de que el entrevistador te tome por irresponsable o poco comprometida, aumentan.

Si tu pelo está teñido de un color demasiado claro (rojizos, rubios, platino) como la segunda mujer de la imagen, evita los colores intensos. Si la mayor parte de tu atuendo es negro pero usas además una camisa verde pistache, con tu pelo hará un contraste terriblemente informal.

apariencia para trabajo

No uses joyería demasiado aparatosa: puede darte una imagen de presunción o de poca noción de qué tipo de accesorios corresponden para cada ocasión. No quieras adaptar el collar grande de incrustaciones brillantes que sueles usar en fiestas, al traje sastre que ahora habrás de vestir.

El semblante de tu rostro es lo primero que notaran al saludarte. El uso de mascara para pestañas es sumamente favorable, pero no es adecuado que añadas a ello un color de sombra fuerte, ahumado o que abarca mucha superficie del párpado.

Otros detalles que no puedes pasar por alto son el tamaño y decoración de tus uñas, la depilación de tus cejas y el perfume o fragancia que uses. Hay que pensar en todo antes de salir con currículum en mano.

Foto: CNNexpansión, Mercado Libre, y Telva