La papilla de frutas en la alimentación del bebé

bebé comiendo

A todas nos pone muy ansiosas, la primera vez que vamos a alimentar a  nuestro bebé, cuando comenzamos a incorporar papillas y algunos alimentos sólidos.

Debemos armarnos de paciencia, ya que muchas veces, no las aceptan de entrada, y suelen darnos un poco de trabajo.

La papilla de frutas, que comienza a incorporarse alrededor de los 4 meses, según lo prescriba el pediatra, forma parte de estos cambios en su alimentación.

Generalmente los bebés prefieren al principio los alimentos dulces, por lo tanto no costará tanto incorporar frutas en su alimentación. esta papilla, es importante ya que aporta fibras y nutrientes esenciales en su desarrollo y crecimiento.

Siempre comenzaremos con la tradicional papilla de manzana , con jugo de naranja, y luego iremos incorporando bananas, peras, frutillas etc, todas peladas y procesadas, para alivianar la digestión. Ten presente que deben prepararse y consumirse, ya que la fruta se oxida muy rápido y pierde sus aportes vitamínicos.

Además de estas vitaminas, aporta alrededor de 170 calorías hidratos de carbono y fibras, que ayudan al crecimiento de nuestro bebé. Recuerda también que para facilitar una mejor digestión, las frutas deben ser de estación y estar bien maduras.

Foto: Gracias a Woderma