Cómo enfrentar la depresión

Formas de enfrentar la depresión

La depresión es un mal de nuestros días, no es que no existiera antes es que ahora la vida moderna hace más evidente los estados de infelicidad general e individual que se convierten en una renuncia a sentirse satisfecho, en una tristeza permanente y que de convertirse en algo crónico pueden desencadenar un sentimiento que orille al suicidio.

Es importante tener en cuenta que sentirse deprimido no es algo de lo que nadie deba avergonzarse, este sentimiento puede presentarse normalmente cuando ocurre una pérdida, cuando es un período de problemas que parecen no tener solución, cuando se fracasa profesionalmente, y por momentos puede parecer que cosas poco importantes motivan a alguien a la depresión, sencillamente porque cada persona resuelve y vive sus problemas en diferente forma.

La depresión demanda atención, tanto de quien la sufre como de quienes la rodean como apoyo para sobrellevarla. Es fácil detectar cuando nos sentimos deprimidos, el sentimiento de no desear hacer nada, y permanecer en nuestro lecho sin intentar hablar, salir o trabajar, es uno de los más recurrentes. Sentirse desanimado, defraudado por la vida o las personas, es parte importante de ese sentimiento.

Para enfrentar la depresión, el primer paso es sin duda alguna encarar que tenemos un problema y que de nosotros depende seguir adelante buscando ayuda y ayudándonos a nosotras mismas. Imponiéndonos sobre nuestro desánimo e intentando cosas nuevas, pensando que una cosa a la vez hace muchas cosas juntas, buscando actividades que nos distraigan de los pensamientos que nos llevan a la depresión.

A partir de asumir que tenemos un problema, el siguiente paso es reconocer que solas no podemos salir adelante solo porque sí, y que la familia y amigos también pueden ayudarnos, pero sin olvidar que somos nosotros como en todos los aspectos de la vida, la base de nuestra curación. Hay que buscar apoyo en la familia, abrir la mente y el corazón a lo que nos preocupa para poder beneficiarnos de sus consejos y ayuda.

Hay que buscar ayuda profesional y si es posible grupos de apoyo, de personas que como nosotras estén pasando por este momento, hay que trabajar con paciencia cada día para dejar de lado sentirnos como nos sentimos y hay que tener presente que la depresión no puede vencernos a menos que nosotras mismas nos dejemos vencer.