Suplementos dietarios para bebés de un año en adelante

Suplementos dietarios

Generalmente los niños de edad preescolar no necesitan tomar ningún tipo de suplementos vitamínicos. Si le da a su bebé una elección de alimentos de los cuatro grupos básicos y le deja que pruebe una variedad de sabores, colores y texturas, estos no harán falta, ya que su dieta será equilibrada y con suficientes vitaminas.

Los suplementos vitamínicos y los niños

Sin embargo si los hábitos dietéticos de su familia implican limitar ciertos grupos de alimentos, es posible que su hijo necesite algún suplemento dietario vitamínico o mineral que seguramente le sugerirá el pediatra. El ejemplo claro es que si los padres son estrictos vegetarianos, y no consumen huevos ni productos lácteos (dieta no recomendable para un niño) posiblemente su hijo necesite suplementos de vitaminas del complejo B y D así también como riboflavina y calcio. Consulte a su pediatra cuales son las cantidades recomendadas.

Los suplementos no sustituyen una buena comida, y nunca deben utilizarse para justificar una dieta poco equilibrada. Si tu hijo no come bien, ofrécele un suplemento, pero intenta también mejorar sus hábitos alimenticios.

Algunos niños tienen déficit de hierro que pueden desencadenar una anemia, y muchos casos esta patología tiene causa en la dieta, de la misma manera, muchas veces el exceso de leche puede llegar a provocar una anemia indirecta, por lo que recomendamos mantener una alimentación variada rica en nutrientes para evitar cualquier falta de vitaminas y minerales, muy necesarios para el desarrollo saludable de nuestro pequeño.

Si te preocupa que tu hijo tenga deficiencias nutricionales en algún área porque odia los vegetales o le encanta la comida chatarra, quizás te convenga darle un suplemento vitamínico.