Cómo prevenir y curar las várices

Las várices son un trastorno circulatorio caracterizado por la dilatación anormal de las venas. Una de cada diez personas padece de varices, siendo más frecuentes en las mujeres, sobre todo por efecto de los embarazos y las hormonas.

piernas

Las varices son una enfermedad que afecta a las venas de las piernas. Es debido a diversos factores, que las venas se ensanchan, dilatan y se vuelven tortuosas, esto provoca problemas de circulación sanguínea que pueden ser muy perjudiciales para la salud además de lo antiestético de las varices.

Las varices se forman por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas de las piernas. Estas válvulas, ayudan a que la sangre siga su camino hacia el corazón. Los cuidados que debe tener una persona que padezca esta enfermedad, no solo le ayudarán a aliviar algunas molestias sino que además evita que siga avanzando.

Esta afección se presentan en diversos niveles:

  • La fase 1: cuando no se ven o son apenas distinguibles.
  • La fase 2: cuando son bastante visibles.
  • La fase 3: cuando brotan y son sensibles al tacto.

Por lo general, las personas en las fases 2 y 3 suelen padecer de pesadez y calambres en las piernas, especialmente en las noches o después de la jornada laboral.

La clave en la prevención de las várices

En el 80% de los casos, las várices tienen tendencia hereditaria, sin embargo aún con antecedentes familiares, éstas pueden prevenirse con algunas medidas:

  • Evitar el uso de tacones altos.
  • No utilizar ropa muy ajustada que impida la circulación de las piernas.
  • Descansar acostada con las piernas alzadas sobre un cojín.
  • Evitar estar de pie por largos períodos.
  • Ejercitarse varias veces a la semana.
  • Combatir el sobrepeso.
  • Sentarse con las piernas estiradas en lugar de cruzarlas.

Tratamiento contra las várices

Una vez que las várices se presentan, hay varias opciones de tratamiento dependiendo de la fase en que se encuentre la enfermedad.

Las várices de fase 1, e incluso algunas de fase 2 pueden ser tratadas por medio de inyecciones aplicadas directamente sobre las venas afectadas o tratamientos de láser superficial. Para las várices de fase 3 se utiliza el tratamiento de láser endovascular, en el cual se inserta una sonda dentro de la vena afectada para aplicar la descarga de láser.

Si sufre de várices, debe aplicar las medidas preventivas anteriormente enumeradas para evitar que la condición empeore. Inmediatamente debe acudir al médico para encontrar el tratamiento adecuado según la condición de la enfermedad.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: Vincepal