Disminuir el consumo de carne para mejorar la salud

Las dietas saludables sin duda tienen una gran cantidad de ingredientes que debemos mezclar muy bien para mantener la buena salud. Uno de los consejos principales que dan los expertos en nutrición es que comamos menos carne, porque esta tiene ciertos elementos como grasas, que hacen daño a nuestras arterias y a nuestro corazón, afectando así nuestra calidad de vida.

Los elementos más importantes de una dieta saludable deben ser las semillas, las nueces y los granos, así como los vegetales y las frutas que nos aportan la fibra, en lugar de la carne. Los granos enteros como son el arroz integral, la avena y el pan integral nos aportan fibra que es lo que ayuda al sistema digestivo y hace que te sientas más lleno, así como la vitamina B que ayuda al metabolismo y a aportarnos más energía.

Las semillas y las nueces también nos pueden aportar nutrientes como la Vitamina E, que se encuentran en las pipas o semillas de girasol y en las almendras y que es difícil de conseguir. También te recomiendo consumir legumbres como la soja, los fríjoles, las lentejas y el maní que te brindan hierro y proteínas entre otros. Y es por esto que los nutricionistas recomiendan reemplazar la carne por legumbres como fuente proteína para reducir la cantidad de grasas saturadas que consumes.

Estarás pensando que es difícil incluir todas estas comidas en tu diario vivir, pero no lo es tanto. Por ejemplo, puedes comprar una lata de fríjoles o arvejas y ponerlas en tu pasta, en una sopa o en una ensalada. También puedes desayunar con una taza de cereal fortificado o puedes poner semillas de girasol o almendras en tu ensalada de la hora del almuerzo.