Formas de medir la grasa corporal

0
14

La gran mayoría de los métodos que utilizamos para medirnos cuando sentimos que nuestro peso ha subido o cuando queremos empezar a hacer una dieta para perder esos kilos de más, no son los más adecuados y en realidad no hacen un buen trabajo a la hora de decirnos si estamos en forma o fuera de ella.

Algunas otras mediciones para saber cómo nos encontramos y sus pros y sus contras son:

  • La circunferencia de la cintura: Lo bueno es que es simple. Esta medida, que indica la obesidad abdominal, lo que es muy importante para predecir el riesgo de desarrollar obesidad, y se puede hacer en casa midiendo con una cinta métrica el abdomen un poco más arriba del hueso de la cadera, al mismo nivel del ombligo. De hecho esta medida es mucho más importante que el IMC. Todo porque hay un mayor riesgo de desarrollar condiciones como diabetes tipo dos y enfermedad cardíaca si una persona tiene exceso de grasa en el abdomen.

    Lo malo es que a no ser que se esté en el mundo del modelaje, posiblemente no se tiene el hábito de medir la cintura. Y así no se quiera o sea un poco molesto esta medida puede dar una mayor indicación del progreso de la pérdida de peso. Todo porque cuando una persona se empieza a ejercitar puede incrementar también su masa muscular, por lo que se puede frustrar de no ver cambios sustanciales en la balanza. Pero cuando la cinta métrica revela una reducción de la circunferencia de la cintura, puedes ver los beneficios y así saber que estás mejorando su salud, lo que también te puede motivar a continuar con tus planes de ejercicio y de dieta.

  • La densitometrí­a ósea: Lo bueno es que es muy efectivo. Estos rayos X de baja radiación en todo el cuerpo que usualmente se utiliza para detectar la osteoporosis, lo que hace es computar la composición del cuerpo y el porcentaje de grasa en el cuerpo midiendo la cantidad de grasa, la cantidad de músculo y la de hueso. La parte negativa de esta forma de medición es su costo, porque si no se cubre por un seguro médico y si no se necesita, por aparte puede costar varios cientos de euros.

Foto: Gracias a Pink Sherbet Photography

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here