Diferencias entre los tipos de grasas

Cuando se habla de grasas existe una confusión bastante grande entre las personas, porque a medida que han ido avanzando las investigaciones hemos descubierto que no todas las grasas son malas.

Sin embargo, lo esencial es que sepas que las grasas tienen más calorías por gramo que las proteínas o los carbohidratos, así que si estás intentando perder o mantener tu peso, es mejor que las mantengas controladas.

Todas las grasas tienen un efecto diferente en nuestro cuerpo porque las monosaturadas o las poliinsaturadas son las llamadas «buenas», que son las que encuentras en los aceites vegetales, en las nueces y en los pecados que tienen aceites como la trucha y el salmón. Estas grasas no hacen que se eleven los niveles de colesterol y varias de ellas incluso llegan a reducir el riesgo de problemas cardiovasculares.

La grasas saturadas o las populares trans, son las grasas «malas» que se encuentran en productos como las carnes, los lácteos y los aceites como el de palma y el de coco. Estas son las grasas que es más importante que reduzcas porque son las que aumentan los riesgos de enfermedades cardiovasculares, es decir que son las que ponen tu salud en peligro.

Afortunadamente cada día más productos ya preparados que compramos como las mantequillas, las patatas, las galletas y hasta las hamburguesas en lugares de cadenas reconocidas, han decidido disminuir la cantidad de estas grasas saturadas que utilizan para prepararlos. Así puedes tener un poco más de seguridad a la hora de comer alimentos preparados, pero debes disminuirlos en la mayor cantidad que puedas.

foto: Gracias a deeanne