¿Qué es la tiroides y como funciona?

glandulas tiroides

La glándula tiroides es una de las más esenciales para el  funcionamiento y control de nuestro organismo, sobre todo si de mantenernos sanos se trata. Evaluarla es sumamente importante, sobre todo en mujeres de edad fértil.

La tiroides es una glándula endocrina, que se encuentra en la base del cuello debajo de la nuez de Adán, y tiene una forma muy particular parecida a una mariposa.

Su función es producir y liberar cierta cantidad de hormonas, llamadas T3 y T4, sobre nuestro torrente sanguíneo, estas hormonas, son las que influyen sobre la actividad de todas nuestras células y controlan el metabolismo.

Si los niveles de hormonas tiroideas se encuentran muy bajos en la sangre el cuerpo funciona más lentamente, y esta patología recibe el nombre de hipotiroidismo: Si por el contrario hay un exceso de producción de hormonas tiroideas recibe el nombre de hipertiroidismo y el organismo trabaja mucho más rápidamente.

Las funciones de la glándula tiroides a su vez son controladas por otra glándula, llamada hipófisis y la misma a su vez es controlada por el hipotálamo que esta ubicado a nivel cerebral. Si por lo general la producción de hormona tiroidea es escasa, el hipotálamo y la hipófisis lo cesan y ponen en marcha otros mecanismos para aumentar la síntesis y liberación de T3 y T4, sobre nuestra sangre.

4 consejos para saber si su glándula tiroides anda bien

  1. Esencialmente de dos maneras, porque toda la glándula puede crecer o aparecer un bulto en ella o por las repercusiones en el organismo de una función aumentada o disminuida de la tiroides.
  2. Mírate al espejo. Levanta el cuello y traga. ¿Ves que algo asciende? Es la laringe y la tráquea. Si observas un bulto o una pequeña almohadilla que también sube, ésa es la tiroides e indica que tienes un nódulo (bulto redondeado o bolita) o un bocio (crecimiento de toda la glándula). Ante esos hallazgos acude inmediatamente al médico.
  3. Por otro lado, tu glándula tiroides puede estar funcionando aceleradamente (hipertiroidismo) si tienes sudoración excesiva, ansiedad, evacuaciones flojas, intolerancia al calor, irritabilidad, cansancio, debilidad o trastornos en la menstruación, o lentamente (hipotiroidismo) si lo que sientes es debilidad, fatiga, intolerancia al frío, estreñimiento, aumento de peso, depresión, sangrados menstruales abundantes o ronquera.
  4. También se puede observar una hinchazón en la parte delantera del cuello, con la sensación o no de dificultad para tragar o ronquera, dolorosa si el crecimiento es reciente o indolora si lleva semanas o meses. Esto sugiere que la glándula tiroides se ha inflamado (tiroiditis).

Si sucediera lo contrario y existiera un exceso de dichas hormonas disminuyen la liberación de las mismas, y suelen alterarse ante presencia de algunas enfermedades. No dude en consultar con su especialista de confianza.