La jardinería como laborterapia

0
88

depjardineria como terapia

Cuidar nuestras plantas y ver como crecen y se reproducen suele ser recomendado como terapia, dado que quienes se ocupan de seguir el progreso de su jardín se distraen de sus problemas cotidianos y recobran el sentido de la necesidad de esparcimiento.

Es una actividad al aire libre que además  alimenta la capacidad de asombro y valoración de la belleza que nos regala la madre naturaleza. Ayuda a estimular los sentidos, sobre todo en aquellos que cultivan flores en sus jardines o balcones, ya que las plantas nos brindan diferentes aromas y colores.

Por eso es muy recomendada en personas que padecen depresión, angustia y soledad, ya que les devuelve la energía que provoca cuidar y procrear especies, mediante podas y el cuidado específico de ese nuevo ser viviente.

La jardinería es uno de los mejores ejercicios para mantenerse en forma porque integra ejercicios, nutrición y beneficios psicológicos.

Beneficios para la salud

  • Disminuye la presión arterial
  • Ffavorece el funcionamiento del corazón
  • Relaja los músculos
  • Reduce el estrés
  • Da nuevas energías
  • Ayuda a darle una nueva perspectiva a las cosas.

Por otro lado está comprobado  que la jardinería favorece la creación de hábitos de trabajo, ya que aquellos que la practican, se acostumbran a rutinas diarias que se deben seguir para llegar al éxito. Genera lazos de cooperación entre las personas que quieren y cuidan las plantas, interacción e intercambio de información.

Cultivar la tierra, poner el césped, arrastrar las ramas, la carga y la descarga de paquetes de tierra, o empujar la cortadora de césped le da un entrenamiento comparable a nadar, jugar al tenis o andar en bicicleta.

Consejos para aprovechar estas ventajas sin demasiado esfuerzo

  • Intente concentrarse en cualquier tarea en particular, como cavar o sacar las malezas. Es un método simple y efectivo de relajación. Haga respiraciones profundas cada pocos minutos, permitiendo que se aleje cualquier tensión y estrés.
  • Cuando la tarea esté terminada, estire los brazos sobre su cabeza, luego dé un paseo alrededor del jardín. Mientras lo hace, admire sus logros.
  • Evite los tirones en las manos variando de tarea, cambiando la posición de las manos mientras trabaja, y descansando periódicamente.
  • También elongue las manos después del trabajo, como con cualquier ejercicio: extienda los dedos tan lejos como le sea posible, luego apriételos cerrando firmemente los puños, y repita la operación varias veces.
  • Existen herramientas ergonómicas para hacer más manejable el mantenimiento del jardín. Se puede encontrar una gran variedad de herramientas de mano especialmente diseñadas para personas con limitaciones físicas, así como también para aquéllos que simplemente quieren disminuir las tensiones y ampollas que a veces ocurren.

Muy saludables para algunas patologías psicológicas. Por lo tanto el jardín es una bella labor que puede ayudarnos mucho y que no es imprescindible tener una determinada edad, para comenzar a querer el medio ambiente y valorizar sus retribuciones ante nuestro cariño.

Foto: Gracias a pescatello

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here