Convierte el estudio en cuarto de visitas

Quién no ha recibido inesperadamente visitas en casa, y de pronto nos vemos haciendo cambios e improvisaciones para poder acoger a nuestros huéspedes; sin embargo, si sabemos dar una correcta adaptación a los espacios y podemos escoger los muebles debidos, esto no significará mayores cambios para nuestro hogar.

Convertir un estudio en una habitación para visitas

Las viviendas pequeñas no pueden darse el lujo de contar con una habitación exclusiva para las visitas. Sin embargo, existen algunos trucos que puedes hacer para acondicionar otros cuartos y ofrecer hospedaje a tus invitados. Si se trata de buscar comodidad en un espacio con el que ya cuentes, el estudio es una buena opción.

Consejos para hacer del estudio el cuarto de huésedes

La ventaja de acondicionar el estudio, frente a otras habitaciones de la casa, está en que este espacio está libre de nuestros artículos personales, además de que suele tener iluminación suficiente y no resulta indispensable para los demás integrantes de la casa, como el salón, el comedor o un dormitorio que ya esté instalado.

Si eres de los que reciben visitas a menudo, aún cuando tu casa es pequeña, un estudio convertible puede resultarte muy útil. La idea es que la estancia pueda transformarse fácilmente sin que su aspecto diurno corra riesgo. Para ello, existen muebles de los que puedes echar mano.

dormitorio para las visitas

Los sillones cama, los futones, las camas nido o los sofás camas son ideales para este fin. De día sirven para sentarse, de noche se prestan para el descanso. Puedes también adquirir o hacer en casa un forro para una cama pequeña y adornarla con cojines para que parezca un sillón. Ten a la mano un juego de sábanas y cobijas para cuando sea necesario usarlas. Una mesa pequeña puede funcionar perfectamente como una mesita de noche.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…