Obsesión de la perfección en pareja

perfección en pareja

Algunas mujeres cuando pasan ya la época de las primeras citas, es decir cuando ya han pasado por lo básico de la primera parte de la relación, se empiezan a obsesionar más de lo que lo habían hecho en el pasado. Esta obsesión en realidad se concentra en hacerle parecer a tu pareja que eres perfecta lo que llamamos perfección en pareja, pero como nadie, ni él, es perfecto, sólo lograrás hacerle daño a la relación y a tu salud mental.

Ir al baño cuando se está viendo la televisión con la pareja, es visto por muchas mujeres como algo que no se debe hacer. Y esto es un signo obsesivo, porque seguramente tu novio ya sabe que tu también vas al baño, que tu piel no es perfecta y que de vez en cuando te gusta ver novelas en la televisión, y se siente perfectamente bien con eso, así que procura no parecer perfecta o alguna clase de diosa, porque eso puede dañar seriamente la confianza en la relación.

Miedos y perfección en pareja

Dentro de una relación, y para ti misma, es muy bueno que aceptes tus miedos y tus falencias, pero dejar que tomen el control de la situación puede ser muy destructivo. Así que si sientes mucha ansiedad por los momentos en que te sientes gorda o cuando crees que no le gustas lo suficiente, no se lo digas a él, sino procura ir donde un familiar o tu mejor amiga, para no dejar que todo eso influya negativamente en tu relación.

Tampoco debes crearte muchas expectativas de la relación por lo que pasa al principio, porque las cosas se van acomodando a circunstancias diferentes, que no quiere decir que te quiere menos. Por ejemplo, si al principio de la relación te enviaba veinte mensajes de texto al día y después fueron disminuyendo hasta dos al día, no te preocupes, eso es simplemente un avance en la relación porque no puedes seguir haciendo lo mismo que hacían cuando apenas se estaban conociendo.