Cambio extremo en la cocina con el color

Ya estamos acostumbrados a que las cocinas tienen algunos tonos que son muy comunes y que posiblemente sea los que tenemos en nuestro espacio. Tonalidades como los blancos, los negros, los marrones, los crema y hasta los amarillos son los que más se utilizan en las cocinas, pero si quieres hacer una renovación total, sin tener que gastar mucho dinero, te considero pensar en cambiar los colores.

En varias cocinas la parte de las alacenas, de los cajones y de los gabinetes está en perfectas condiciones. Sin embargo, si lo que quieres es cambiar radicalmente tu cocina lo único, y lo más económico que puedes hacer es pintarlas de un color radicalmente más fuerte, como un rojo o un vino tinto. Una tonalidad que hará que ese espacio parezca totalmente diferente.

Otra forma muy sencilla de cambiar la forma de tu cocina es haciendo pequeños cambios en la manera como están puestas las cosas. Por ejemplo, es muy común que la isla esté muy cerca del refrigerador o de la nevera, por lo que cuando las puertas están abiertas nadie puede pasar por allí. Y comprar un refrigerador diferente sólo complica las cosas, por lo que te recomiendo poner una nueva isla, que te sale más económico, un poco más alejada de este espacio.

Para hacer los gabinetes y alacenas que ya tienes en buena forma aún más atractivos e interesantes, te recomiendo cambiarles las puertas por algunas que tengan un frente de vidrio como aquellos que tienen tres divisiones con pequeñas ventanas para hacerlos mucho más hermosos y decorativos. Recuerda limpiar y pintar las partes interiores de estos espacios porque todo lo de adentro se verá con claridad.