Porcelanatos, una opción para revestir suelos exteriores

El porcelanato es conocido como un revestimiento de mucha delicadeza que aporta sobriedad a los pisos de nuestra casa, generalmente utilizado en interiores, por su hermoso brillo, y su fácil limpieza, aunque gracias a sus versatilidad es un material que puede ser utilizado en exteriores, y obtener los mismos resultados.

Los tratamientos industriales que hoy recibe el porcelanato, lo hacen una excelente opción para revestir suelos de balcones, terrazas, cocheras, y galerías exteriores, ya que no solamente lo encontraremos en terminación brillante y lisa, sino que hoy se imponen en terminaciones rugosas, e imitaciones de tipo madera o acabados más rústicos, que responden a la perfección, a las condiciones de éste tipo de estancias.

Las placas de porcelanato que se presentan en el mercado, más allá de sus propiedades técnicas poseen una terminación óptima de acabados naturales, como son la piedra o el mármol, si bien solo un poco más caros en cuanto al coste son ideales cuando se quieren implementar, éste tipo de terminaciones en la vivienda. Como son placas de grandes dimensiones, evitan las tradicionales juntas que llevan los suelos, lo que hace del acabado del suelo, una superficie mucho más atractiva.

Además ofrecen una amplia variedad de colores y texturas rugosas que embellecen cualquier estancia al aire libre, simulando piedra, en colores como gris, beiges o paletas tierra. Al poseer una dureza similar a la de los pisos de granito, soportan muy bien la lluvia, el viento, el calor, o el frío, optimizando la duración, sobre todo en lugares de alto tránsito.