Suelos, la seducción del porcelanato

Gracias a sus fuertes virtudes, los revestimientos de porcelanato se fueron posicionando en uno de los preferidos a la hora de cubrir superficies como suelos, sobre encimeras,  por todas las posibilidades que nos brindan tanto en color como textura, también se los ha podido utilizar en exteriores.

Son revestimientos de gran dureza, lo que nos garantiza una alta vida útil del material, ya que no se desgrana y soporta diferentes condiciones climáticas, lo que a la hora de elegir, si le sumamos la belleza de su atractivo, los convierte en la opción más acertada.

Los porcelanatos son masas enteras y uniformes a las que luego se les añade color y se les puede dar diferentes texturas, entre ellas encontraremos porcelanatos rugosos, lisos y brillosos o imitando otros elementos. También encontraremos porcelanatos técnicos, que se realizan en una sola pieza  y los tradicionales  a los cuales se les agrega una capa de esmalte cocido arriba lo que hace de éste revestimiento un material duro y de alta resistencia.

Como poseen un tratamiento de cocción a altas temperaturas, y luego son tratados de diferentes formas, los mismos tienen una alta capacidad para evitar absorber agua o humedad, transformando a las baldosas de porcelanato en inalterables y absolutamente resistentes  para emplear en los suelos de cualquier estancia de vuestra casa, en revestimientos de baños y cocinas, o en galerías exteriores, cocheras, pérgolas  y revestimientos externos en general.