Librerías y estanterías para decorar el salón

Cómo aprovechar las esquinas
Como dijimos en otra oportunidad, las esquinas muchas veces son metros de espacio valiosos que si no tenemos una buena decoración o ubicación de nuestros objetos decorativos, lamentablemente se pierden.

Coloca tu librería sin sobrecargar el ambiente

Para aprovecharlos mejor, en esos espacios complicados como son las esquinas te sugerimos:

Ubicar allí una librería,la cual es una excelente opción que te permitirá ganar capacidad en el ambiente, salvando las limitaciones de este tipo de espacios.

Colocar una librería o estantería en una esquina del salón suele ser útil  para almacenar algunas de tus pertenencias pero también elementos decorativos. Eso sí, elige un modelo que combine con el resto del mobiliario y no lo recargues demasiado para no proyectar una imagen negativa.

Podemos empotrar entre dos columnas una gran librería de DM, la cual puede ir de una pared a la otra por completo, pero sin ocupar espacio visible pero si ofreciéndonos una gran capacidad para guardar y almacenar todo aquello que necesitemos, libros, CDs, DVDs etc.

Decorar con librerías el salón

Delante de la misma para que  sobrecargar el espacio debemos colocar piezas de menor tamaño, que se adapten al espacio que tenemos disponible, sin caer en los excesos, un sofá de dos cuerpos, algunas butacas forradas en la misma tapicería o un par de sillas de diseño alcanzan para recrear un espacio que invite a la lectura, ordenado y muy acogedor.

Decorar con librerías y estanterías el salón

Si tienes un salón pequeño, una buena idea es poner una de estas librerías en una pared, poniendo delante de ella el sofá para así ahorrar espacio. Obviamente, la librería debe tener las baldas a partir de donde termina lo alto del sofá para no tener todo ese espacio desperdiciado. De ahí para arriba, cuanto más alta mejor ya que podrás almacenar muchas cosas, pero ten cuidado de no sobrecargarla demasiado ya que no quedaría bien.

No olvidemos que si es demasiado estructural, podemos preferir piezas de terminaciones redondeadas, que no recargan tanto los espacios visualmente.