Porta macetas de madera con decoupage

Cómo hacer un porta macetas con decoupage

Esta es una manera muy decorativa de apoyar nuestras macetas utilizando la técnica de decoupage para pintarlas y lucirlas de una manera muy original.


Los porta macetas en madera son un elemento de jardinería que nos van a servir para poder colocar las macetas dentro de este, para tener una presencia distinta a la normal. Este elemento en madera puede ser muy práctico si queremos decorar nuestra terraza con plantas, pero si no queremos mojar el suelo cuando reguemos, podemos encontrar porta macetas en madera confeccionados en pino, chipiados, pintados, vitrificados o impregnados según si el producto lo desee.

Decorar macetas, agregarles unas lindas plantas o flores y colocarlas en el interior de nuestra casa es una forma muy económica y divertida de complementar la decoración.

Cómo personalizar un porta macetas

Para realizarlo necesitaremos los siguientes materiales:

  • Una caja de madera.
  • Látex blanco.
  • Acrílico azul marino.
  • Lámina de decoupage con motivos a elección.
  • Lija al agua.
  • Adhesivo para decoupage.

Una vez que ya tenemos todos los materiales necesarios podemos comenzar a decorar nuestro portamacetas.

Como primer paso debemos pintar la caja de madera con el látex blanco por dentro y por fuera, teniendo presente que debe quedar completamente cubierta, por lo tanto necesitará al menos que le proporcionemos dos manos de pintura.

Debemos dejarla secar bien, entre mano y mano, luego procederemos a pintar la caja con el acrílico de color azul, y dejamos secar nuevamente.

Posteriormente procederemos a secar y una vez hecho esto, lijaremos cuidadosamente la superficie dejando visible el color de base y consiguiendo un efecto gastado.

Ya con esto podremos recortar las imágenes elegidas para el decoupage y acomodarlas realizando un delicado diseño que sea de nuestro agrado.

Para pegarlas utilizamos pincel y el adhesivo para decoupage, y cuidadosamente una vez que esten completamente secas, procederemos a proporcionarle dos manos de barniz al agua, para proteger completamente la superficie.