Colores para la habitación de los niños

Cómo elegir los colores para la decoración infantil

Escoger el color de la habitación de tus hijos o de los niños de la casa puede ser una felicidad absoluta. Aunque también puede convertirse en una pesadilla porque claro todo depende de su edad, así como de su personalidad porque el color es una forma de demostrar emociones y caracteres.

Cómo elegir el color para la habitación de los niños

Pregúntale a ellos lo que quieren

Las preguntas principales de los padres son acerca de como van a pintar una habitación cuando saben que la fase del rosa fuerte va a pasar en una semana o cuando el verde militar que tanto le gusta al niño hace ver una parte de la habitación muy oscura y lo principal es cómo hacer que todo en la habitación luzca armonioso y todos los elementos trabajen juntos para expresar la personalidad de los chicos y hacer que se sientan felices.

Elige un tema decorativo

Tienes que recordar que la decoración de la habitación de tus hijos va a ser uno de los recuerdos que tendrán de por vida, ya sea por lo buena o por lo mala que fue. Así que lo mejor es decorar la habitación infantil utilizando temas apropiados para su edad y sus colores favoritos, para que sea así un espacio que ellos puedan reclamar como suyo.

Cómo elegir los colores para la decoración infantil

Escoge temas decorativos para tu niño o niña como son los coches, los muñecos, las flores y los animales, sus colores favoritos y añade cosas que sean importantes para ellos, como aquellas alfombras que les estimulan la imaginación y así tendrás una habitación que ellos nunca olvidarán. Además recuerda poner espacios para jugar que sean diferentes a los que utilizan para estudiar y para descansar.

Elige colores vivos

Elegir colores que sean vivos, por ejemplo, el rojo, y que abarque toda la pared con contraste de color con otros muros. Debemos completar con muebles adecuados que hagan contraste con el ambiente. Eso sí, tratemos que los colores siempre sean uno cálido y otro contraste, para que haya armonía.

Estampa una pared

En ese caso, es clave elegir un material lavable y resistente y optar por estampados suaves y difuminados que no agobien al niño. Evita mezclas explosivas como flores con rayas.

Cómo elegir los colores para la decoración infantil

Cenefa de papel

También puedes optar por pintar las paredes lisas y poner una cenefa de papel con algún motivo decorativo. Combina la cenefa con el color de las paredes y quedará una habitación muy bonita.

Algunos consejos para elegir el color

  • Elige tonos cálidos, como el salmón, rosa o el amarillo, para decorar la habitación de tu hijo. Aportarás un toque muy hogareño al dormitorio.
  • Si la habitación de tu peque es poco luminosa, el color blanco o el beige son una elección muy acertada ya que estos colores le aportan luz al dormitorio infantil y, además, le dan sensación de mayor tamaño.
  • Opta por tonos pastel o muy claros ya que favorecen la tranquilidad mientras que los tonos fuertes invitan a la actividad e incluso, se dice, que pueden generar estrés. Gracias a los tonos claros conseguimos estancias muy acogedoras.
  • Los colores fríos, como el azul o el verde, le quitan calidez al dormitorio y hacen que la habitación sea menos hogareña. Aunque si optamos por un azul o un verde muy claros también pueden ser una elección acertada.
  • Otros colores como el gris o el morado son demasiado apagados, por lo que transmiten sensación de tristeza.
  • Si tienes una zona de juegos en la habitación, puedes pintar una pared en un tono más estridente, pero sin abusar.