Cómo limpiar objetos de metal

2
6

Cómo limpiar objetos de bronce

Todos en nuestra decoración tenemos objetos de metal, sobre todo en el diseño moderno que se imponen mezclados con transparencias de cristal, en sofisticados adornos, o mobiliarios, pero mantenerlos como nuevos no siempre resulta muy fácil, ya que se opacan o pierden su color natural con el tiempo.


Los limpiadores de metales que se encuentran en las tiendas contienen ingredientes tóxicos y corrosivos muy potentes, como el ácido sulfúrico. Hay, sin embargo, alternativas naturales muy eficaces.

Consejos de limpieza de objetos de metal

Para conservar los objetos de metal cómo  si estuvieran recién comprados, te daremos algunos consejos de limpieza:

Objetos de plata: Para que siempre se vean relucientes, debe colocarlos en un recipiente de agua fría con 2 o 3 cucharadas de sal gruesa y dos bollitos de papel de aluminio, dejándolos 24 horas en remojo, teniendo la precaución de no frotar y el papel de aluminio se encargará de absorber toda la suciedad, luego seque con un paño que no deje restos de pelusa.

Cómo limpiar objetos de plata

Objetos de cobre: Se pueden limpiar fácilmente con una solución de agua jabonosa, pero también puedes realizarlo con agua, limón y sal, o vinagre caliente. Aclaras, secas y pasas un paño para sacar brillo nuevamente.

La limpieza de las piezas de cobre se realiza frotándolas con una cebolla cortada por la mitad o con medio limón untado en sal. Utilizando cualquiera de estos elementos se frota dando vueltas alrededor de la zona manchada.

Para los accesorios de cobre, una receta casera para abrillantarlos, es mezclar media taza de harina, con 500 gramos de sal gruesa, medio vaso de vinagre el zumo de un limón y 2 claras de huevo, una vez obtenida la pasta se deben frotar cuidadosamente los elementos, enjuagar con abundante agua, y luego con un paño que no deje pelusa proceder a sacar brillo.

Una manera muy sencilla de limpiar objetos de cobre o bronce es frotando los mismos con restos de  cenizas de cigarrillos y amoníaco, o un paño mojado con alcohol y leche, una vez que recobren su tonalidad natural seque y frote con un paño seco para sacar brillo nuevamente.

Objetos de latón:  lo mejor es hacer una pasta mezclando a partes iguales limón y sal o vinagre y bicarbonato, y con ella se repasa a fondo la superficie.

Ceniceros y cigarreras: pueden limpiarse una vez por semana con abundante agua y jabón o detergente, más unas gotas de amoniaco, ya que es suficiente para mantenerlos brillantes, los debes frotar con un cepillo de cerdas duras, y de esa manera se quitarán los restos de suciedad.

Si están muy sucios

Cuando los metales se encuentran muy sucios una solución rápida y efectiva, es sumergirlos durante 5 minutos en vino blanco caliente y luego secarlos con un trapo, para darles el brillo correspondiente. Por otro lado las pastas abrillantadoras, son ideales para mantener cerraduras, herrajes y detalles metálicos que se encuentran en los muebles, pero teniendo la precaución de no aplicarlas en piezas de colección o antiguas ya que puede llegarles a quitar el metalizado.

Cómo limpiar objetos de metal

Si están muy oxidados

Si se trata de llaves, herramientas u otros instrumentos oxidados hay que dejarlos un día entero sumergidos en refresco de cola, que eliminará todo resto de oxidación.

Si tienen manchas 

Otro elemento muy útil para eliminar manchas en cualquier metal es el bicarbonato. En este caso, se debe llenar un cazo con cinco dedos de agua, añadir una cuchara de sal y otra de bicarbonato y poner a hervir. Cuando esté en ebullición, se colocan los objetos de metal dentro y se dejan hervir cinco minutos. Luego, se retiran, enjuagan y secan. Es un método ideal para limpiar cubiertos y utensilios de cocina.

Si pierden el brillo

Para los objetos cromados que han perdido brillo se debe utilizar vaselina. Se repasan con un paño de lana y, a continuación, se lavan con agua caliente y se abrillantan hasta secarlos. Otra posibilidad para cuando los cromados están muy sucios es preparar una pasta de bicarbonato y alcohol, que se aplica sobre la zona a limpiar. Una vez seca, se frota con un paño y se saca brillo.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here