Cómo iluminar el dormitorio

Cómo iluminar el dormitorio

El dormitorio es una zona de descanso, por lo tanto, la luz que debe llevar debe permitir e invitarnos al relax, ya sea mediante la lectura o lo que hayamos elegido. El dormitorio es uno de los lugares más concurridos de nuestro hogar, pues en esa habitación pasamos la mayor parte del tiempo.

Nuestro dormitorio debe ser un lugar tranquilo y acogedor, porque nos permite relajarnos y descansar de los problemas sociales que sufrimos a diario.

Consejos de iluminación para el dormitorio

Luz natural

La iluminación, tiene un papel importante en la decoración de nuestro dormitorio, pues dependiendo de su intensidad, puede afectar a nuestro organismo de una forma positiva o negativa, favoreciendo o desfavoreciendo con ello a nuestro bienestar. Por estos motivos, siempre deberemos aprovechar la luz solar durante el día para crear ambientes relajados y sosegados.

Luz artificial

Sin embargo, por la noche se recomienda utilizar luces poco potentes y de colores cálidos, ya que transmiten paz y relax a nuestro entorno. En determinadas ocasiones no podemos concebir el sueño y gran parte de la culpa, la poseen las lámparas potentes de nuestro dormitorio.

Apliques de pared

Este es un ambiente que al igual que el resto necesita de varios puntos de luz, si bien la luz general es necesaria, no es la que más se utilice, por lo tanto podemos utilizar algunos apliques en la pared para evitar una mala distribución luminaria y de esta forma crear un ambiente sutil y cálido.

leer en cama, es preferible utilizar lámparas con pantallas y brazos articulados a cada lado de la cama y con luz incandescente. Esto permitirá ajustar la luz para que no se refleje directamente sobre los libros

Lámparas de mesa

En cuanto a las mesitas de noche, definitivamente cada una necesita una lámpara, en este caso pueden ser gemelas, y mucho más si los dueños de la habitación gustan de la lectura en la cama. Para leer en la cama, es preferible utilizar lámparas con pantallas y brazos articulados a cada lado de la cama y con luz incandescente. Esto permitirá ajustar la luz para que no se refleje directamente sobre los libros

Otro detalle a tener presente es que las luces de las mesitas de noche, depende cuanto se vaya a utilizar, pueden reemplazar a las clásicas lámparas de pantalla, por apliques en la pared, que son muy cómodas, sobre todo si contamos con una mesa pequeña, y hay en el mercado más allá de sus aspectos decorativos, muy funcionales.

Cómo iluminar el dormitorio

Los puntos de encendido e interruptores, podemos colocarlos en la entrada de la habitación y desde la cama, para no tener que andar moviéndose de un lado al otro al momento de utilizarlos.

Focos empotrados

Otro sector que no puede dejarse sin iluminación es el del armario, ya que esto facilita que encontremos rápidamente lo que necesitamos, por lo tanto unos focos empotrados en la zona del armario se adaptan perfecto para esta situación.

Cómo iluminar el dormitorio

Los colores

No olvidar que los colores y materiales de sus muros, pisos, cielos, cortinas y mobiliario contribuirán a una mayor o menor reflexión de la luz. Los colores cálidos se acentúan con luces incandescentes o halógenas.

Si aplicas estos consejos, verás como en poco tiempo notarás los resultados.