Decorar una cena de San Valentín

Cómo decorar en una cena de San Valentín

¿Tienes invitados a cenar para San Valentín? Ya sea con tus amigos o con tu pareja, una reunión sencilla o  una cena muy sofisticada, si recibirás personas en casa, asegúrate de que la decoración y el ambiente sean adecuados para la ocasión.

10 consejos para preparar la cena en San Valentín

1. Decora la habitación. En la sala, el comedor o el dormitorio, San Valentín es una fecha en que puedes darte vuelo con los detalles. Globos rojos, rosas y blancos, velas, lazos y listones, pétalos de rosa esparcidos: hay muchas posibilidades. Ojo con estos últimos, no los pongas sobre la mesa porque si les cayeran líquidos, podría ser muy difícil desmanchar tu mantel o tus sillas.

2. Coloca  flores en todo el lugar. No tienen que ser rosas rojas, pero es necesario que haya flores en tu casa. Si no quieres gastar en un arreglo costoso, puedes comprar algunos ramos en el mercado y acomodarlos en lugares estratégicos.

Una buena idea es colocar botones de flor en vasos old fashion llenos de agua hasta la mitad. Puedes ponerlos en el centro de la mesa, en cada escalón de la escalera, en el tocador del baño o en la cómoda.

3. Música de fondo. Dos cosas no pueden fallar en una fecha como ésa: música y velas. Cuida que la música no sea estridente, algo suave clásico y si es para disfrute de pareja, puedes elegir una lista de vuestras canciones favoritas.

4. Velas y Candelabros. Además, hay que incorporar otro elemento clave, el candelabro. Nuestra mesa romántica, aunque sea pequeña, acepta que dispongamos dos candelabros (uno a cada lado del centro floral). Las velas que elegimos, sin lugar a dudas, blancas; aunque también pueden ser rojas.

Cómo preparar cena de san Valentín

5. Esmérate al poner la mesa. Y ésta no tiene que ser forzosamente la del comedor. Si la cena es para dos o si tienes pocos invitados, muévanse a un lugar especial de la casa: la sala, la terraza si el clima lo permite.

6. Manteles. No tengáis miedo al elegir el tejido de la mantelería. En San Valentín, apostamos por el lino. Nunca defrauda, siempre es elegante. Usa manteles o individuales en color rojo o blanco, listones, pequeños detalles. En esta fecha, la decoración no tiene que combinar con el resto de tu casa sino ser apta para la ocasión. Envuelve las servilletas y adórnalas con un listón de color rojo o rosa.

7. Cubertería. Los platos de cartón, aún cuando tienen corazones impresos, no son una buena idea. Una vajilla en tonos rojos, una rosa encima del plato, unas pegatinas diseminadas por el mantel, algún ornamento dorado, unos pétalos de rosa, ayudarían a complementarla.

Cómo decorar en san Valentín

8. Bebida. Durante la cena, sirve algunas bebidas de color rojo, en copas o vasos que puedes decorar con un listón o una flor pequeña.

9. Comida. Elige con mucho cuidado las recetas gastronómicas con las que vayas a agasajar a tu ‘media naranja’. Ten en cuenta que es una cena, así que platos sabrosos y ligeros. Para el postre, puedes recurrir a la canela, afrodisíaco natural.Si vas a servir carne, pon junto a cada porción una rebanada de alguna fruta o verdura colorida: fresa o jitomate. Y recuerda: San Valentín no es el día adecuado para evadir el postre.

10. Vístete adecuada a la ocasión. Vestido negro, elegante, tacones, accesorios sencillos, pelo recogido y un toque de perfume. Nada mejor que deslumbrar a tu visita en este día tan especial.

Espero que estos consejos te hayan sido de gran ayuda para decorar tu velada en el Día de los Enamorados!!!!