Colores e ideas para decorar techos

Cómo decorar los techos

Es común que los techos tengan una altura uniforme y que estén pintados de color blanco. Es como si nos olvidáramos de ellos al momento de decorar. Los techos, sin embargo, influyen tanto como los muros o los pisos en el aspecto de cualquier espacio interior.

Cómo decorar los techos

El color del techo es tan importante que una tonalidad oscura dará una impresión de espacios más pequeños, creando un efecto de intimidad, mientras que los techos blancos propiciarán una sensación de altura debido a la luz que reflejan. Además de este efecto visual, podemos elegir opciones distintas para los techos:

Cubrirlos de azulejos para lograr un toque exótico y elegante a la vez, permitir que sus vigas de madera queden a la vista para jugar con los espacios y la luz, e incluso pintarlos de más de un solo color, jugando con geometría, tonalidades y conceptos clave en nuestra decoración.

Cómo decorar los techos

Un techo color de intenso y llamativo, como el de la foto, funciona perfectamente porque la cocina está armada en colores claros: la pared y los muebles de cocina son blancos y entra mucha luz por la ventana. Si la estancia no estuviera lo suficientemente iluminada, el color magenta daría la impresión de un espacio más reducido.

Cuando el techo se encuentra en mal estado, una solución muy práctica es ocultarlo con unos cuarterones de papel pintado.Si quieres lograr un efecto llamativo, busca diferentes diseños de papel pintado, pero en las mismas gamas para conseguir ambientes armónicos.

Cómo decorar los techos

Otra buenísima opción son los vinilos decorativos que ahora no se limitan solamente a las paredes, las neveras o lo cabeceros de las camas, sino que ocupan de los techos con sus diseños de flores, imágenes pop-art , cielos o estrellas.

Las vigas de madera o de hormigón son ideales para la decoración de los techos, porque rompen la monotonía y generan, así, una sensación dinámica.

Cómo decorar los techos

Otra opción son las molduras decorativas que unen techo y pared. Suelen ser de escayola y se instalan con yeso; aunque también se pueden encontrar de nuevos materiales, como el porexpán.