Cómo preparar aceites para masajes

Aceites para masajes

La aromaterapia es una terapia alternativa, que utiliza los beneficios de los aceites esenciales para mejorar algunas molestias o malestares, mediante masajes y los mismos se realizan a base de plantas medicinales, dependiendo de la afección a tratar.

Preparar aceites para masajes

Por eso hoy, os proponemos realizar vuestros propios aceites para masajes y así aprovechar todos los beneficios y virtudes de esta terapia alternativa tan relajante.

Para preparar un aceite esencial, se deben mezclar unas gotas de un aceite esencial diluido en otro que actúa a manera de base, teniendo presente la afección que se quiere mejorar, el aceite base puede ser aceite esencial de almendras dulces, de germen de trigo o de girasol.

Antes de prepararlo y de practicar los masajes es necesario tener presente que los mismos no deben ser aplicado sobres pieles infectadas, procesos infecciosos de cualquier tipo ni tampoco en mujeres embarazadas.

Para comenzar medimos en una probeta alrededor de 45 mililitros de aceite base y en una probeta pequeña unos 5 mililitros de aceite esencial diluido. Paso siguiente, debemos mezclar el contenido de las dos probetas en un frasco gotero de vidrio y estéril cuidadosamente, luego agitamos el frasco para unirlos y está listo para utilizarlo, cada vez que necesitemos de un buen masaje.

Hay que tener presente que muchos aceites esenciales ya vienen diluidos, por eso es necesario leer correctamente las etiquetas y el porcentaje de los mismos.

Foto: Gracias a atyourfeetllc