Cómo actuar con niños que siempre tienen líneas de fiebre

Algunos niños a diario tienen unas líneas de fiebre y muchas veces no sabemos cual es la manera correcta de actuar. En éstos casos siempre hay que tener presentes algunos tips al momento de tomar la temperatura.

  • La temperatura, aún en personas sanas siempre puede variar entre unos 0,4 º a 0,7 º, en horas de la mañana o la tarde.
  • La temperatura ambiente puede influir, si se toma la fiebre en un niño demasiado abrigado o en un ambiente caluroso, seguramente habrá una variación.
  • Para corroborar la oscilación y variación de la temperatura, se puede tomar la misma cuando el pequeño recién se levanta y a las 8 de la noche.
  • El termómetro también es importante, puede haber variaciones entre un termómetro digital y uno de mercurio tradicional. Los mejores son aquellos termómetros digitales  que suenan una vez que ha concluido la lectura de la temperatura.
  • Si el pequeño se encuentra bien y a pesar de las líneas de fiebre no hay indicio de enfermedad, es probable que no haya ningún inconveniente, pero siempre será mejor que lo evalúe un pediatra, para que descarte posibles enfermedades a futuro.
  • Tengamos siempre presente que la temperatura corporal sube unas décimas por la tarde entre las 19 y las 2 de la madrugada, pero si nuestro pequeño está sano, no debe sobrepasar los 37 º de temperatura.