Tartamudez fisiológica en niños de 3 años

Muchas madres nos ponemos en alerta cuando nuestro pequeño a los 3 años hace los mil y un intentos por comunicarse, y termina tartamudeando las palabras o frases que quiere repetir.

Es muy natural y no resulta alarmante a los 3 años que un niño tartamudee, ya que por lo general habla precipitadamente, y la fluidez de palabras no es su fuerte en esos momentos, lo que no significa que el niño vaya a ser tartamudo.

En ésta etapa lo que sucede en estos casos recibe el nombre de tartamudez fisiológica, y desaparece por sí sola en un tiempo corto, cuando el niño adquiere una buena fluidez y fuerza en su lenguaje. Por lo general el pequeño no es consciente de sus errores, y están en constante experimentación y adquisición de nuevos conocimientos, y para ellos cualquier cosa que digan los hace sentirse muy capaces y contentos, aún cuando pronuncian las palabras con cierta dificultad.

Hay que destacar que hasta los 6 años es normal que un niño tartamudee, si pasa esa edad y los bloqueos en la fluidez del lenguaje persisten es necesario consultarlo con un especialista en fonoaudiología para comenzar a tratar ese problema y corregirlo a la brevedad.