Decorar paredes exteriores con flores

En muchas ocasiones nos limitamos en la decoración de nuestro jardín a simplemente poner las flores y las plantas que más nos gustan y aunque es un modelo muy válido, también existen otras formas de hacer que ese espacio sea muy bello y acogedor, una de ellas es la de hacer que mediante colores sea más atractivo y que disfrutes mucho más estar en él.

Si las paredes de tu casa, o del cuarto donde guardas los elementos de la jardinería, son de colores claros y están cerca a donde tienes pensado plantar flores y otros elementos, puedes utilizarlas para que la naturaleza exponga su arte. Puedes poner mallas de plástico o rejas de metal y poner en ellas plantas que les guste escalar como algunos tipos de rosas, que crecerán para ir decorando la pared.

El color no tiene que estar limitado a la cantidad y a la clase de flores y plantas que decidas poner en tu jardín. También puedes agregar un poco más de interés y de variedad poniendo diferentes contenedores, como macetas de diferentes tamaños y colores. Una buena idea es poner de aquellas de cerámica de un color intenso y que tenga unas flores de un color brillante que contraste.

Otro truco está en que no pienses que vas a plantar en todo el jardín al mismo tiempo, porque puede llegar a ser abrumador. Sino que intenta dividir tu jardín en diferentes secciones y ve plantando en cada una lo que se te ocurra, o un color determinado en cada una, y ve mezclándolo todo como cuando estás armando un ramo de flores para poner en tu salón familiar.