Cómo elegir una silla reclinable

Sillas reclinables para bebés

Una silla reclinable no es lo mismo que una asiento de seguridad para el coche, por lo que no todas sus regulaciones son equiparables. Debe elegir siempre con cuidado, fíjese en las recomendaciones sobre el peso, especificadas por el fabricante del modelo y no siga utilizándolas cuando el niño haya superado ese peso, más abajo dejamos algunas recomendaciones que pueden ayudar, a la hora de adquirir una buena silla reclinable.

Que tener presente al usar una silla reclinable

  • Nunca utilice una silla reclinable como sustituto de la silla de seguridad del coche, las sillas reclinables están realizadas con el objetivo de mantener al bebé un poco reclinado para que se lo pueda alimentar mejor.
  • Asegure siempre al niño con el arnés y las correas cuando lo siente en ella.
  • Elija una silla cuya estructura sea lo suficientemente cóncava para que el bebé quede siempre bien acomodado, y debe ser de base ancha para que sea más difícil que se de vueltas.
  • Verifique que la silla está recubierta con material antideslizante, si no es así, corte tiras de goma y pégueselas en la base para prevenir que se resbale sobre una superficie lisa.
  • Al transportar al bebé en la silla, póngale las correas y sostenga la misma por debajo del armazón con ambos brazos, aunque algunas sillas tienen asas, si coge la silla exclusivamente por el asa, existe la posibilidad de que se vuelque, en caso de que el peso del bebé se distribuya de forma irregular. Incluso llevando a un bebé bien sujeto con las correas el peso de su cabeza puede hacer que se caiga de la silla.
  • Nunca deje solo a un bebé dentro de una silla reclinable encima del techo del coche o cualquier otra superficie de altura.
  • Las lesiones más  graves de este tipo de sillas, son las que se producen cuando el bebé se cae desde una superficie elevada.

Por lo tanto no es recomendable, colocar al silla sobre una superficie que este por un nivel muy encima , del nivel del suelo. Aún estando en el suelo un bebé muy activo podría darla vueltas, por lo que deberíamos dejarla siempre sobre una superficie alfombrada, cerca de un adulto y lejos de muebles con esquinas puntiagudas. Este tipo de sillas también suelen darse vueltas cuando se las deja sobre superficies muy mullidas, como una cama o sofá, que no son lugares recomendables para colocarlas.