Cuales son los tipos de insomnio que podemos padecer

insomnio

El insomnio es un problema que afecta a mucha gente, sobre todo en las grandes poblaciones que se encuentran industrializadas, y es uno de los mayores causantes de accidentes laborales, dada la incapacidad que la persona padece para desenvolverse en sus tareas diarias.

Este problema puede ser temporal o puede volverse crónico, y si bien no existe un número específico de horas que una persona pueda descansar porque todos los organismos son diferentes y varía según las edades y las etapas de la vida, el descanso es fundamental para recuperar las energías que se gastan a diario.

Alrededor del 50% de la población sufre de insomnio transitorio a lo largo de su vida. Y un 10% padece de lo que llamamos insomnio crónico.

Se considera que una persona padece de insomnio cuando al levantarse a la mañana siguiente, siente que no ha dormido lo suficiente y presenta problemas para concentrarse teniendo la necesidad de volver a dormir o descansar por algunas horas.

Tipos de insomnio según la causa, el origen y la duración:

  • Insomnio intelectual: que consiste en la imposibilidad para dormirse presentando una gran lucidez donde no descansa la imaginación, es muy normal en los estudiantes o los creadores.
  • Insomnio intermitente: que es cuando el sueño se corta varias veces durante la noche con intervalos prolongados de vigilia, el sueño es liviano y se interrumpe fácilmente con cualquier alteración que suceda alrededor de la persona que descansa.
  • El insomnio matinal o terminal: que es el que padecen aquellas personas que se despiertan unas horas antes de que amanezca y luego no pueden volver a conciliar el sueño.
  • Insomnio extrínseco: causado por factores externos (alteraciones en la higiene del sueño, consumo de ciertas sustancias como cafeína o alcohol, situaciones de estrés).
  • Insomnio intrínseco: causado por factores internos (insomnio psicofisiológico, insomnio primario, apneas obstructivas del sueño, síndrome de las piernas inquietas y alteraciones cronobiológicas).
  • Insomnio orgánico: relacionado con una enfermedad orgánica.
  • Insomnio no orgánico: relacionado con trastornos mentales.
  • Insomnio primario: no relacionado con otras enfermedades.
  • Insomnio transitorio: duración de varios días. Puede deberse a un cambio de las condiciones ambientales del sueño, estrés situacional, enfermedad médica aguda, cambio de turno de trabajo, consumo de cafeína, alcohol, nicotina, drogas.
  • Insomnio de corta duración: duración de menos de tres semanas. Puede darse en situaciones de estrés o de transformación de las condiciones de vida como hospitalización, trastorno emocional, dolor, vivir en altitud, matrimonio, divorcio, cambio de residencia, duelo, etcétera.
  • Insomnio crónico: debido a enfermedades físicas o psiquiátricas crónicas.

Si usted padece alguna de estas alteraciones para dormir, no dude en consultar con su médico de confianza, recuerde que el descanso es sumamente importante para enfrentar saludablemente el próximo día.

Foto: Gracias a ..ädri..