Cuándo el médico te puede prescribir reposo

El reposo es cuando tu doctor te recomienda quedarte en casa o quedarte en tu cama durante algunos días o meses de tu embarazo. Este reposo es el indicado cuando tienes alguna complicación con tu embarazo como unas contracciones prematuras o si tienes un cuello uterino débil. También es muy común cuando estás embarazada de dos o más niños.

Tu doctor también te puede prescribir el reposo en cama si sospecha que tu bebé no está creciendo normalmente, por lo que debes mantenerte quieta el mayor tiempo posible, así como si tienes placenta previa, que es cuando tu placenta se encuentra ubicada muy abajo en tu útero, casi cubriendo o cubriendo totalmente tu cuello uterino.

Sin embargo, el reposo absoluto puede ser difícil para tu cuerpo, porque si es durante un periodo extenso puede incrementar los riesgos de coágulos en la sangre, por lo que tu doctor incluso te podría prescribir alguna medicina para hacer tu sangre más líquida y que no se formen. También puedes sufrir de insomnio, pérdida ósea, dolores musculares y cambios en tu metabolismo.

También el estar en tu cama a todas horas puede ser bastante estresante, en especial porque el aburrimiento y el sentimiento de aislamiento que tienes puede afectar tu mente. Además puede ser difícil para tu condición económica porque tendrás que dejar de trabajar antes de lo esperado y contratar a alguien para que cuide de ti, de tu casa y de tus hijos, si tienes más.