Decoración y el estilo Neorromántico

El neorromanticismo es uno de los estilos que más se imponen para reemplazar los tradicionales colores de la paleta rosa y celeste que suelen aplicarse en el estilo romántico. En el mismo prevalecen paletas como el morado, los lilas y el coral, que para los amantes del romanticismo, son una excelente forma de renovarse.

En las paletas del neorromanticismo, encontraremos tonos como el parma, el turquesa, el morado, coral, gris perlado y blanco, pero lo más importante de este estilo es intentar multiplicar las texturas, utilizando linos espesos, adornos ligeros y transparentes, encajes y jugar con los motivos, que en el romanticismo se limitaban a flores pequeñas en tonalidades rosa, y por el contrario éste nuevo estilo nos permite, jugar con rayas anchas, largas, formas geométricas, y flores de gran tamaño, que se imponen en la decoración.

En cuanto a los accesorios, se siguen prefiriendo las terminaciones en encaje, lámparas de cabecera transparentes, cestas con flores que son las encargadas de darle el toque romántico que se busca conseguir, también se imponen terminaciones con plumas, cintas de diferentes anchos que se pueden adherir a las puertas, la cómoda y la cabecera de la cama.

El elemento que no debe faltar en este tipo de estilo es el biombo, donde además de lucirlo podemos colgar un lindo vestido que le dé el toque personalizado a la estancia, y la vedette como siempre será la cama, engalanada con pomposos edredones y cojines blancos, de diferentes texturas. El neorromanticismo, es un estilo aplicable, tanto en el cuarto principal, como en el cuarto de las niñas, a tenerlo presente, si lo que buscas es un ambiente suave y delicado para lucir en vuestra casa.