Los embarazos y las futuras madres, no son todos iguales

Es muy importante que tengamos presente que no somos todas las futuras madres iguales y por lo tanto no todas respondemos de la misma manera a los diferentes estímulos y situaciones que se nos presentarán a lo largo de la gestación, cada una de nosotras cuenta con una cierta cantidad de recursos que nos ayudarán a soportar todas las situaciones que se nos presentan en la vida.

Por eso no debemos comparar nuestras emociones con las de otras futuras madres, a pesar que en muchas cosas nos comportemos iguales.

Este tipo de diferencias son las que nos hacen más vulnerables o menos frente al estrés, el cual es importante evitarlo durante el período que estamos gestando a nuestro bebé, para no desencadenarlo, ya que durante el mismo pasaremos por diferentes cambios repentinos y constantes, lo cual si no estamos preparas puede afectarnos emocionalmente.

El medio en el que se mueve la futura madre influye directamente sobre todas sus emociones, y debe tener una buena contención por parte de su pareja y de todos sus familiares, ya que el estrés durante el embarazo nos afecta a cada una de manera particular.

Hay muchas mujeres que durante este tiempo prefieren dormir más, se sienten más cansadas, y siempre se debe escuchar lo que el cuerpo nos está pidiendo ya que es una forma saludable de conectarnos con el ser que está creciendo dentro nuestro, por otro lado hay madres que se sienten mucho más activas y se permiten cosas que si no estuvieran embarazadas no se permitirían. Es muy importante que hablemos de todos los cambios que nos acontecen, tanto con nuestro obstetra como con nuestra pareja  de esta manera evitaremos miedos y nos sentiremos mucho más contenidas atravesando con éxito cualquier situación estresante que se nos presente.

Foto: Gracias a dizznbonn