Ordenar, organizar y limpiar la casa antes de decorar

Cómo poner todo en rden antes de empezar con la decoración

Antes de decorar una casa y ponerle los complementos, colores, muebles o estilos, esta tiene que estar en orden. Ninguna decoración luce si hay objetos en desorden y fuera de su lugar.

Decorar un espacio donde los clósets y los armarios están rebosando de objetos, donde no se cumple el principio básico de que hay un lugar para cada cosa y cada cosa tiene su lugar, es simplemente una causa perdida. ¿Por qué no poner un poco de orden antes de empezar? Es una tarea difícil, pero no imposible.

Consejos antes de decorar en el hogar

Pon todo en agenda. La mejor manera de comenzar es planeando las diferentes sesiones de limpieza. No puedes ordenarlo todo de un día para otro, así que marca en tu agenda días correspondientes a cada estancia.

Elimina todo lo que este de  más. Los ambientes deben estar limpios. Para ello puedes eliminar puertas o muebles aparatosos. Líneas puras, formas esbeltas, planas y móviles. Ahorrarás en espacio si las puertas son lisas, correderas o abatibles o directamente prescindes de ellas. El efecto óptico mejorará si se quitan los tiradores de los cajones o si despejas el suelo.

Cuidado con lo que tiras. No puedes deshacerte de todo, de manera que necesitarás tiempo para rescatar lo que todavía te sirve.

Aprovecha los espacios disponibles. Para tenerlo todo ordenado almacena y guarda todo en armarios y estanterías. En estos el rigor puede llegar en forma de multitud de cajones, grandes, especializados, compartimentados o con divisores.

Hay que considerar los módulos con ruedas, esquineros o adaptables, y aprovechar cualquier espacio. En todas las estancias puedes utilizar las cajoneras, ya que las hay tan elegantes que tienen cabida hasta en el salón.

Cada cosa en su lugar. Hay cestos para la ropa sucia, para los juguetes de los más pequeños, dispensadores , revisteros, especieros, corbateros, organizadores de mando, paramesas de fiesta, entre otros utensilios que sirven para organizar y guardar cosas específicas, son de gran utilidad.

No te apegues a los objetos. El tiempo transcurre, lo material circula y siempre es posible adquirir cosas nuevas, acordes al momento que se está viviendo. Si hay que desechar una gran cantidad de ropa, libros y complementos viejos, que así sea.

Una vez que tu casa esté limpia y ordenada, todos los elementos de decoración tendrán un sentido verdadero y cumplirán con su objetivo de aportar belleza.