Mitos y verdades sobre el champú

Mitos del  champú

En el champú, como en todos los elementos de belleza y de cuidado corporal, existen muchos mitos y realidades sobre lo que es mejor o peor en ellos. Claro que desde que existen siempre hemos visto comerciales, escuchamos rumores y se escuchan opiniones contradictorias. Es por eso que aquí te traigo algunos mitos, que algunas creemos que son ciertos, sobre este elemento para lavarnos el cabello.

Entre más espuma lava mucho mejor: Eso no es precisamente cierto, tal vez tu puedas sentir que eso es cierto, pero es algo psicológico. Pero idealmente, sólo tienes que tener una cantidad moderada de espuma para que lubrique tu cabello y tu cuero cabelludo, así que un champú que te brinde esos efectos de ni mucha ni poca espuma te servirá.

Debes utilizar una fórmula purificante para deshacerte del exceso de productos: A menos que diariamente utilices productos pesados estilizantes como pomadas, mousse o geles, un champú regular previene que queden residuos en tu cabello. Y si crees que en realidad necesitas un champú purificante, no lo utilices más de una vez a la semana, porque son muy efectivos para quitar los excesos, pero también puede dañarte la cutícula.

Para mejores resultados, utiliza un acondicionador: Esto si es verdad, porque en cada botella sólo se pueden poner ciertos ingrediente. Y un champú no puede limpiarte el cabello adecuadamente y depositar suficiente acondicionador como para hidratarte las puntas. Utilizar un acondicionador por separado te ayuda a hidratar y a proteger tu cabello, pero si lo tienes grasoso, es mejor que lo utilices de las orejas para abajo.

Lavarte el cabello todos los días puede ser malo para tu cabello: Si tienes el cabello graso está bien que te lo laves todos los días, pero debes asegurarte de hacerlo con una fórmula suave que tenga ingredientes como siliconas o pantenol. Mientras que si tienes el cabello más seco o áspero, puedes lavarlo cada día de por medio o cada dos días. Pero desde que utilices una fórmula suave que no te quite mucho los aceites naturales, no debes preocuparte por lavarte el cabello seguido.

Foto: Gracias a La petite étoile