Infecciones de oído en el bebé

bebé llorando

A ninguna mamá nos gusta que nuestro niño este enfermo y ante sus mínimas molestias nos ponemos atentas para ver que es lo que está sucediendo. A pesar de que las infecciones de oído son más frecuentes en bebés mayores, ocurren también ocasionalmente en lactantes de menos de tres meses.

Los lactantes tienden a contraer este tipo de infecciones porque tienen muy corto el conducto que conecta la cavidad nasal con el oído medio, lo que propicia que los agentes infecciosos que provocan los resfriados pasen de la nariz al oído medio.

Si la infección se agrava o no se trata correctamente, el tímpano puede llegar a romperse y el fluido infectado pasa através de él, al canal auditivo externo. Pero con el tratamiento adecuado el tímpano se cura sin dejar secuelas permanentes.

La primera manifestación de una infección de oído suele ser la irritabilidad, sobre todo por las noches. También es posible que el bebé se golpee o se estire la orejita con sus manitas. Si la infección progresa, puede provocarle fiebre. De cualquier manera si sospecha que su hijo tiene una infección de oído, llame inmediatamente al médico, Si en el examen se confirma que hay una infección, probablemente el pediatra le recomendará antibióticos. No dude en consultarle.

Foto: Gracias a meemal