No arruinar la decoración con desorden de papeles

orden papeleo
Sin duda, una de las cosas más importantes a la hora de la decoración es el orden, porque algo que esté desordenado no es muy agradable a la vista, pero lo peor es que algunas cosas no las podemos poner en un lugar mejor porque no tenemos espacio para algo más. Usualmente eso sucede con esas carpetas en donde guardamos facturas y recibos de años atrás.

Lo primero para que no acumules tanta basura de este tipo es revisar todos esos papeles financieros y dividirlos en tres grupos; uno que son todos aquellos que debes conservar durante un año calendario o menos, otro de papeles que necesitas guardar por cerca de siete años para auditorias de impuestos y otro de aquellos documentos que debes mantener por tiempo indefinido.

Por ejemplo, no necesitas guardar los recibos que te dan en el cajero automático después de que hayas revisado toda la información que hay en él, que además después puedes revisar por internet con tu banco, así como aquellos de los depósitos y de las tarjetas de crédito. Tampoco vale la pena que guardes recibos de pequeñas compras y de que hayas utilizado el objeto algunas veces. Guarda aquellos recibos de compras más grandes, como electrodomésticos que tengan un precio que sea deducible de los dueños de tu casa o del seguro de alquiler.

Después del final del año calendario, posiblemente podrás tirar algunos papeles adicionales, entre los que se encuentran los extractos mensuales de la tarjeta de crédito o de la hipoteca, de los servicios públicos, a no ser que los necesites para alguna deducción; y otra clase de recibos que te lleguen mensual o trimestralmente, porque ya no los vas a necesitar.

Foto: evelynishere